Outbound Marketing: marketing tradicional en el siglo XXI

Entendemos por outbound marketing el conjunto de acciones de marketing cuyo objetivo es conseguir clientes a base de métodos directos y unidireccionales.

Entre las corrientes más usadas actualmente en el sector del marketing digital encontramos el inbound marketing, una metodología cuyo fin es la atracción del cliente y que desgranamos hace algunos meses en nuestro blog. 

Hoy queremos adentrarnos en la metodología outbound, contrapuesta en el procedimiento a la anteriormente citada pero que comparte objetivo con ella, ambas buscan generar tráfico, leads y, finalmente, ventas. Las dudas surgen a la hora de pensar cuál elegir en según qué situaciones para solucionar un determinado problema. ¿Quieres saber en qué consiste y, por tanto, aclarar tus dudas a la hora de elegir?

Outbound marketing: marketing tradicional en el siglo XXI

Entendemos por outbound marketing el conjunto de acciones de marketing cuyo objetivo es conseguir clientes a base de métodos directos y unidireccionales. En esta metodología no sabemos si la información aportada será interesante o suficiente para que el cliente acceda o no a la oferta, únicamente se la ofrecemos sin segmentar ni especificar, por lo que su porcentaje de eficacia será bajo. 

A priori, este enfoque puede conocerse como publicidad tradicional cuyo único fin es llegar a una gran cantidad de usuarios. En este sentido y como hemos comentado antes, al ofrecerse sin categorizar ni segmentar y para paliar su eficacia, se ofrece en campañas que copan las plataformas, como puede ser una campaña de banners o una campaña de email marketing al total de una base de datos.

Características principales del outbound marketing

A la hora de elegir qué metodología elegir para llevar a cabo nuestras acciones es importante conocer las características de la misma, para saber qué puede aportarnos. 

El producto es el centro de todo. El outbound marketing se centra en mostrar las características y cualidades del producto aunque no hayas solicitado información o sea de tu interés, lo que puede llegar a ser molesto para los usuarios debido a que interrumpe el desarrollo de su actividad. 

Comunicación unidireccional e impersonal. La comunicación con los clientes es unidireccional e impersonal, por lo que no se pueden tener referencias del feedback de los usuarios, a los que se les busca en canales como pueden ser radio, televisión, campañas de email marketing o banners. Mencionar que dado los canales utilizados para outbound marketing, es difícil medir su eficiencia en la gran mayoría de los casos. 

Aumento del presupuesto habitual. En este sentido, la inversión en outbound marketing es elevada, pues necesita la contratación de espacios publicitarios pagados que aumentan el presupuesto habitual. 

Poca eficacia. Al no conllevar una estrategia de marketing relacional, no sabes si a las personas que se les está mostrando el producto les va a interesar, por lo que puede llegar a ser molesto y, por tanto, de nula eficacia.

En definitiva, nos encontramos con una metodología de marketing digital que poco tiene que ver con el inbound marketing y que, en ciertos aspectos, cojea en ciertas acciones fundamentales. En este sentido sería interesante aunar esfuerzos con ambos procesos, sin renunciar por completo a ninguna de ellas y utilizando de manera inteligente los beneficios que ambas pueden aportar a la estrategia de marketing digital. 

Sea cual sea la forma de emplearlas, por separado o unidas, hay pilares que deberían estar siempre presentes en toda estrategia de marketing:

Cuida los datos. Son fundamentales para todas y cada una de las acciones que quieras llevar a cabo en tu estrategia digital. Analiza datos y realiza un seguimiento de ellos constantemente; te permitirán saber qué funciona y que no, lo que posibilitará centrar las estrategias en determinados aspectos. 

Elige tu público adecuado. Toda la información que recopilamos en internet son datos útiles para nuestro trabajo, pero sobre todo nos permiten analizar e investigar el público más adecuado al que dirigir nuestras acciones.  

Haz uso de la automatización. Hoy en día es la forma más útil de ahorrar tiempo y esfuerzo, a la par que ganar eficacia y eficiencia. Los procesos automatizados y la inteligencia artificial son un gran apoyo a la hora de realizar tareas como la segmentación de campañas, el envío de newsletter, el envío de archivos, la categorización de leads… 

El usuario ha de ser el centro de tus acciones. Recuerda que el cliente tiene que ser el centro de todo lo que hagas, todo ha de ir encaminado a conseguir una venta o un lead, por lo tanto no te conviertas en spam, revierte la situación ofreciendo publicidad que no pueda rechazar y que quiera consumir. 

Recuerda que nos tienes a tu disposición para agilizar la transformación digital de tu negocio. Puedes registrarte como miembro de nuestra comunidad o ponerte en contacto con nosotros para aclarar cualquier duda.

[bucket id=»8100″ title=»Profesionales_Resto»]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *