transformación digital o digitalización

¿Qué aplicar en mi empresa? Transformación Digital o Digitalización

Son dos conceptos muy interconectados pero con importantes diferencias entre sí

Desde hace un tiempo uno de los objetivos de la mayoría de las empresas es dar un salto de calidad hacia la era digital. Administraciones Públicas, asociaciones empresariales, empleados y centros educativos ponen a disposición de las empresas un sinfín de herramientas y ayudas para convertir adaptar la empresa a un entorno digital.

Para este fin se usan dos conceptos, que aunque muy cercanos entre sí, poseen algunas diferencias interesantes de conocer. 

La elección entre transformación digital o digitalización para tu empresa depende de diversos factores, incluyendo tus objetivos comerciales, la industria en la que operas y la madurez actual de tus procesos. Ambos conceptos están interrelacionados, pero difieren en su alcance y profundidad.

Cuando se habla de transformación digital estamos hablando de un proceso general de adaptación de toda la empresa, incluidas personas empleadas y procedimientos de trabajo a rutinas y procesos impulsados por la tecnología digital.

Se trata de aunar esfuerzos con los avances tecnológicos digitales para impulsar el proyecto de negocio, mejorar resultados, tiempos y eficacia.

Mientras que cuando se habla de digitalización de la empresa la idea se centra en el procesamiento y uso de datos del  negocio para analizar sus resultados y procesos para mejorar en rendimiento. La digitalización gestiona sistemas y aplicaciones informáticas, y la transformación digital trabaja tecnologías disruptivas, es decir, innovaciones que pretenden sustituir procesos ya establecidos.  

¿Transformación Digital o Digitalización en mi negocio?

La digitalización implica la automatización de tareas rutinarias, la implementación de sistemas de gestión de documentos y la adopción de herramientas básicas de tecnología de la información. Este enfoque puede proporcionar eficiencias operativas inmediatas y mejoras en la productividad, pero tiende a ser más limitado en términos de impacto estratégico.

Por otro lado, la transformación digital va más allá de la digitalización básica. Implica la reevaluación y la reinvención de los modelos de negocio, procesos y experiencias del cliente mediante la integración de tecnologías emergentes como inteligencia artificial, analítica avanzada y la internet de las cosas. 

En resumen, si tu empresa busca mejoras operativas inmediatas y una mayor eficiencia en procesos específicos, la digitalización puede ser la opción adecuada. Sin embargo, si aspiras a una ventaja competitiva a largo plazo, una mayor agilidad empresarial y la capacidad de innovar en respuesta a las tendencias del mercado, la transformación digital es la ruta más completa. En muchos casos, una combinación equilibrada de ambas estrategias puede ser la clave para maximizar los beneficios a corto y largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *